Azu

A.Z.U. Asociación Zen de Utrera

Con el ánimo de establecer una base de colaboración y compartir las actividades y eventos realacionados con la práctica de le meditación Zen en Utrera nace esta asociación, en adelante denominada AZU.

Estatutos:

CAPÍTULO I. DENOMINACIÓN, FINES, DOMICILIO Y ÁMBITO TERRITORIAL

            Artículo 1. Denominación y Duración

            Con la denominación “Asociación Zen de Utrera”, se constituye, por tiempo indefinido, una asociación al amparo de la Ley Orgánica 1/2002, de 22 de marzo, y normas complementarias, con capacidad jurídica y plena capacidad de obrar, careciendo de ánimo de lucro.

            Artículo 2. Fines

            Los fines de la Asociación serán:

a) Estudiar y difundir la práctica de la meditación Zen inspirada en la tradición del Budismo Zen.

b) Practicar regularmente zazen en los días y horarios que se acuerden y propiciar que otras personas puedan conocer y practicar si lo desean la meditación Zen.

c) Organizar jornadas de meditación y convivencia, conferencias, retiros en el Templo Zen Seikyuji (La Morejona), charlas, proyección de documentos audiovisuales …

d) Propiciar la creación de un espacio (dojo) donde puedan acudir regularmente todos aquellas personas que se interesen por la práctica del Zen, independientemente de su inclinación religiosa, política o social, siempre desde el respeto y la compresión mutua como seres humanos que comparten una misma aspiración.

e) Acoger entre nuestras actividades, si así se acuerda y es posible, otras prácticas y tradiciones afines a la aspiración que nos mueve.     

            Artículo 3. Ámbito

            La “Asociación Zen de Utrera” ejercerá principalmente sus actividades dentro de la localidad de Utrera, sin perjuicio de poder extender su actividad a otras ciudades vecinas de la provincia, en colaboración con personas y grupos de las misma.

            Artículo 4. Domicilio social

            La Asociación Zen de Utrera, establece su sede inicialmente en Calle Virgen de la Amargura, Local. 41710 Utrera, Sevilla.

            La Junta Directiva, previo acuerdo de la Asamblea General tendrá atribuciones para cambiar la sede, tanto del domicilio social como de los locales sociales, comunicando los cambios que se produzcan al Registro correspondiente.

CAPÍTULO II. ORGANOS DE GOBIERNO Y DE REPRESENTACIÓN

            Artículo 5. Los órganos de gobierno y representación y sus funciones generales

            La “Asociación Zen de Utrera” estará regido por: Una Junta Directiva y la Asamblea General formada por los socios.

A) La Junta Directiva se encargará de la administración y representación de la asociación.

B) Las distintas responsabilidades y cargos a desempeñar deben estar en concordancia con el compromiso para con la práctica del Zen, que es nuestro fin fundacional.

C) La Asamblea General, estará integrada por los socios activos.

            CAPÍTULO II(A). LA JUNTA DIRECTIVA

            Artículo 6. La Junta Directiva

            Estará formada por un presidente/a, un secretario/a, y un tesorero/a.

            La elección de los miembros de la Junta Directiva se realizará por votación en la Asamblea General y sólo podrán presentarse como cargos electivos, aquellos asociados que figuren como miembros activos, siendo preferible para estos cargos en cualquier caso aquellas personas que mantengan un mayor compromiso y atesoren una mayor experiencia en la práctica que nos ocupa de la meditación inspirada en la tradición del Budismo Zen.

            Artículo 7. Duración de los cargos en la Junta Directiva

            Los miembros de la Junta Directiva ejercerán sus cargos durante un periodo de tres años bajo la aprobación, siempre democrática, de todos los socios activos reunidos para tal efecto en asamblea general llegado el caso.

            Artículo 8. Renuncia o cese de cargos de la Junta Directiva

            El cese de los cargos de su mandato podrá deberse a:

A) Dimisión voluntaria presentada por escrito a la Junta Directiva.

B) Enfermedad que le incapacite para ejercer el cargo.

C) Baja como miembro de la asociación.

D) Incumplimiento de las obligaciones encomendadas.

E) Faltas intencionadas a los objetivos iniciales de la asociación.

Tanto en el caso D, como en el E de este punto, el cese será debatido en una Asamblea Extraordinaria convocada a tal evento y anunciada al menos 15 días antes de que se produzca, y deberá ser aprobado por 3/5 de dicha asamblea.

En los casos A, B y C y, hasta que tenga lugar la siguiente Asamblea General, los cargos vacantes serán ocupados eventualmente por otro asociado que, siendo un miembro activo, sea designado por la Junta Directiva para tal efecto.

            Artículo 9. Facultades de la Junta Directiva

            Las facultades de la Junta Directiva se extenderán, con carácter general a todos los actos propios de las finalidades de la asociación, siempre que no requieran, según estos Estatutos, autorización expresa de la Asamblea General o de la Asamblea de Fundadores.

            Son facultades particulares de la Junta Directiva:

A) Planificar, organizar y dirigir las actividades y llevar la gestión económica y administrativa de la Asociación, acordando realizar los oportunos contratos y actos.

B) Tomar los acuerdos que se consideren necesarios en relación con la comparecencia delante de los organismos públicos y para ejercer todo tipo de acciones legales e interponer los recursos pertinentes.

C) Convocar las Asambleas Generales y controlar que se cumplan los acuerdos que se adopten.

D) Formular y someter a la aprobación de la Asamblea General los Balances y las Cuentas anuales.

E) Contratar los empleados que la Asociación pueda tener.

F) Establecer Comisiones de Trabajo para conseguir de la manera más eficiente y eficaz los fines de la Asociación, y autorizar los actos que estas comisiones proyecten llevar a cabo.

G) Llevar a cabo las gestiones necesarias delante de organismos públicos, entidades y otras personas, para conseguir:

            a. Subvenciones u otras ayudas

            b. El uso de locales, edificios, plazas, vías públicas, etc.

H) Abrir cuentas corrientes y libretas de ahorro en cualquier establecimiento de crédito o ahorro y disponer de los fondos en ellos depositados para el uso de la asociación.

I) Resolver, junto de forma provisional, cualquier caso que no este previsto en los Estatutos y dar cuenta del mismo en la primera reunión de la Asamblea General.

J) Aprobar en cada momento las cuotas y derramas que tengan que satisfacer los miembros socios y proponer en la Asamblea su ratificación.

K) Cualquier otra facultad que no este atribuida de una manera específica a otro órgano de la Asociación o que le haya sido delegada expresamente.

            Artículo 10. Reuniones

            La Junta Directiva, convocada previamente por quien ocupe la presidencia o por la persona que la substituya, se ha de reunir en sesión ordinaria con la periodicidad que sus miembros decidan y que en ningún caso podrá ser inferior de una al año. Dichas reuniones deberán ser convocadas con una antelación mínima de 5 días naturales y serán convenientemente justificadas.

            La Junta Directiva quedará válidamente constituida si ha sido convocada previamente y hay una asistencia del 50% de sus miembros.

            Los miembros de la Junta Directiva están obligados a asistir a todas las reuniones que se convoquen, aunque por causas justificadas podrán excusarse. La asistencia de quien ocupe como mínimo bien la presidencia o la secretaría, o de las personas que los substituyan, será necesaria siempre.

            La Junta Directiva tomará los acuerdos por 2/3 de votos de los asistentes.

            Los acuerdos de la Junta Directiva deben hacerse constar en el Libro de Actas y han de estar firmados por quien ocupe la secretaría y la presidencia. Al iniciarse cada reunión de la Junta Directiva, se ha de leer el Acta de la sesión anterior para que se apruebe o se rectifique si procede.

            Artículo 11. Funciones propias de la Presidencia.

1) Representar legalmente a la Asociación, por delegación de la Asamblea General y de la Junta Directiva.

2) Presidir y dirigir las reuniones, tanto en la Asamblea General como en la Junta Directiva.

3) Establecer la convocatoria de las reuniones de la Asamblea General y de la Junta Directiva.

4) Visar las Actas y los certificados confeccionados por la secretaría de la Asociación.

5) Ordenar los pagos de la asociación.

6) Las atribuciones restantes propias del cargo y aquellas para las cuales le delegue la Asamblea General o la Junta Directiva.

7) Hacer un servicio noble y consciente en su función.

            Artículo 12. Funciones propias del Tesorero.

            La Tesorería tiene como función la custodia y el control de los recursos de la Asociación, así como la elaboración del presupuesto, el balance y la liquidación de cuentas. Lleva un libro de caja. Firma los recibos de cuotas y otros documentos de tesorería. Paga las facturas aprobadas por la Junta Directiva, las cuales han de ser visadas previamente por la presidencia, e ingresa lo que sobre en depósitos abiertos en los establecimientos de crédito o ahorro fijados. Y por encima de todo, hacer un uso noble y consciente de su función.

            Artículo 13 . Funciones propias del Secretario.

            La Secretaría ha de custodiar la documentación de la Asociación, levantar, redactar y firmar las Actas de las reuniones de la Asamblea General y de la Junta Directiva, redactar y autorizar los certificados que sea necesario librar y también llevar el Libro de Registro de Miembros Socios.

            Artículo 14. Comisiones de Trabajo.

            La creación y constitución de cualquier Comisión de Trabajo, ha de ser planteada por miembros de la Asociación que quieran formarla para un acto o serie de actos específicos, poniéndolo en conocimiento de la Junta Directiva y explicando las actividades que se proponen llevar a cabo.

La Junta Directiva se ha de preocupar de analizar las diferentes Comisiones de Trabajo, los encargados de las cuales deben presentar con la periodicidad acordada en cada caso un informe detallado de sus actuaciones o exponerlo oralmente en reunión previamente concertada.

Pueden ser miembros de una Comisión de Trabajo todos los miembros socios.

CAPÍTULO III. LOS MIEMBROS DE LA ASOCIACIÓN,

            SUS DERECHOS Y SUS OBLIGACIONES.

            Artículo 15. Clases de miembros socios

            Los miembros socios de la “Asociación Zen de Utrera” podrán adquirir de manera personal e intransferible la calidad de:

            – Miembro fundador,

            – Miembro activo.

            – Miembro Benefactor

            – Miembros honoríficos

            Artículo 16. Admisión de los miembros socios

            A) Podrán formar parte de la Asociación todas aquellas personas con plena capacidad de obrar, mayores de edad, que deseen participar y colaborar con los fines de la asociación  y materialicen este interés comprometiéndose al pago de la cuotas, así como a participar con todos en las actividades y eventos que se puedan organizar.. Los menores de edad no emancipados de más de catorce años, podrán ser socios con el consentimiento, documentalmente acreditado, de las personas que deban suplir su capacidad. De acuerdo con el artº 8 de la Ley Orgánica 8/2000, de 22 de diciembre, de reforma de la Ley Orgánica 4/2000, de 11 de enero, sobre derechos y libertades de los extranjeros en España y su integración social, los extranjeros, para adquirir la condición de socio, precisarán la autorización de estancia o residencia en España.

            B) Podrán ser Miembros Activos todos aquellos miembros socios que participen activamente y con regularidad de las actividades de la Asociación ya sea como miembros de la Junta Directiva, como integrantes de alguna Comisión de Trabajo, desempeñando alguna función determinada o participando activamente en el desarrollo de los fines de la asociación.

            C) Serán Miembros Fundadores, aquellos que hayan llevado a cabo la fundación de la Asociación marcando los objetivos de la misma y firmando el Acta Fundacional.

            D) Podrán ser Miembro Benefactor aquellas personas o entidades que, participando o no en nuestras actividades, haya demostrado sentir afinidad y empatía por nuestros fines fundacionales como asociación, donando recursos materiales, económicos o bien conocimiento o habilidades que hayan servido al desarrollo de nuestra labor.

            E) Podrán ser miembro Honorífico, aquella persona que por sus conocimientos, experiencia o entrega para con las actividades afines a los objetivos de nuestra asociación hayan sido de notable reconocimiento , independientemente de que por su procedencia, circunstancias o lugar de residencia no pueda participar activa y regularmente en nuestra asociación.

            F) Los Miembros Benefactores y Honoríficos no podrán formar parte de la Junta Directiva, ni tendrán derecho a voto pero sí de voz en las Asambleas Generales.

            Artículo 17. Pérdida de la calidad de miembro socio

            Los miembros socios que deseen ser dados de baja de la asociación podrán hacerlo voluntariamente si comunican por escrito su decisión a la Junta Directiva.

 Son además causas para ser dado de baja de la Asociación:

A) No satisfacer las cuotas fijadas.

B) Incumplimiento de las obligaciones estatutarias.

C) Faltas intencionadas a los objetivos iniciales de la asociación.

            Artículo 18. Derechos de los miembros socios

            Derechos comunes de los miembros socios:

1) Exponer a la Asamblea y a la Junta Directiva todo lo que consideren que pueda contribuir a hacer más plena la vida de la Asociación y más eficaz la realización de los objetivos básicos.

2) Recibir toda la información sobre las actividades de la Asociación, los cambios de la Junta Directiva y del Reglamento de Régimen Interno.

3) Hacer uso de los servicios comunes que la Asociación establezca o tenga a su disposición.

4) Recibir una copia de los Estatutos y del Reglamento de Régimen Interno.

5) Difundir los objetivos de la Asociación.

6) Asistir con voz y voto (respetando el punto E del artículo 16)

7) Todos los socios (excepto los de honor) tienen derecho a ser electores y elegibles en los órganos de gobierno y representación de la Asociación.

8) Ejercer la representación que se les confiera en cada caso.

9) Intervenir en el gobierno y las gestiones, en los servicios y en las actividades de la Asociación de acuerdo con las normas legales y estatuarias.

10) Solicitar y obtener explicaciones sobre la administración y la gestión de la Junta Directiva.

            Artículo 19. Deberes de los miembros socios

            Son deberes comunes de los miembros socios:

1) Comprometerse con las finalidades de la Asociación.

2) Satisfacer las cuotas con la única excepción de los Miembros Honoríficos.

3) Respetar y ser consecuente con las normas estatutarias comprometiéndose a respetar el Reglamento de Régimen Interno de la Asociación.

4) Respetar y armonizarse con los acuerdos de la Asamblea y las normas que señale la Junta Directiva para llevarlos a término.

5) Mantener una buena imagen de la Asociación y no utilizar el nombre ni los materiales de la misma para fines ajenos.

CAPÍTULO IV. LA ASAMBLEA GENERAL

            Artículo 20. Composición

1) La Asamblea General es el órgano soberano de la Asociación y sus miembros forman parte por derecho propio.

2) Los miembros de la Asociación, reunidos en Asamblea General legalmente constituida, deciden por mayoría los asuntos que son competencia de la Asamblea.

3) Todos los miembros quedan sujetos a los acuerdos de la Asamblea General, incluyendo a los ausentes, los que discrepen y los presentes que se han abstenido de votar.

4) Todos los puntos anteriores son aplicables a las cuestiones administrativas, sociales y económicas, no pudiendo intervenir la Asamblea General en cuestiones específicas sobre la forma y estudio de la práctica de la meditación y las ceremonias y rituales del Budismo Zen afines a los objetivos de la Asociación Zen de Utrera ya que este punto, compete exclusivamente al referente del grupo guiado por el maestro del Dharma.

            Artículo 21. Facultades de la Asamblea General

            La relación de las facultades siguientes tiene un carácter meramente enunciativo y no limita las atribuciones de la Asamblea General:

1) Modificar los Estatutos.

2) Nombrar y cesar a los miembros de la Junta Directiva y aprobar su gestión.

3) Aprobar, modificar o rechazar las propuestas de la Junta Directiva o de los asociados.

4) Aprobar los presupuestos anuales de gastos e ingresos y la memoria anual de actividades.

5) Aprobar el balance económico.

6) Aprobar o rechazar la propuesta de disolución de la Asociación presentada por la Asamblea de Socios Fundadores.

7) Crear una escisión de la asociación federada a ésta.

8) Aprobar el Reglamento de Régimen Interno.

9) Aprobar las sanciones arbitradas para los miembros socios por la Asamblea de Fundadores.

10) Solicitar la declaración de utilidad pública.

11) Conocer las solicitudes de socia o socio y también las altas y bajas de las asociadas y asociados.

12) Aprobar las cuotas o derramas que han de satisfacer los miembros socios, establecidas por la Junta Directiva en cada momento.

13) Fijar las líneas generales de actuación de la Asociación, aprobando los proyectos de actuación para el año siguiente.

14) Formar Comisiones de Trabajo para la realización de actividades específicas.

15) Modificar el domicilio social.

            Artículo 22. Convocatoria

1) La Asamblea General se reúne en sesión ordinaria como mínimo una vez al año, dentro de los cuatro meses siguientes al cierre del ejercicio.

2) La Junta Directiva puede convocar la Asamblea General con carácter extraordinario siempre que lo considere conveniente, y asimismo deberá hacerlo cuando lo soliciten por escrito y exponiendo los motivos un número de asociados no inferior al 10%; en este caso, la Asamblea debe tener lugar dentro del plazo de treinta días desde la solicitud y ha de incluir como mínimo en el orden del día la lectura y aprobación del Acta anterior y el punto que motive esa Asamblea.

3) La Asamblea es convocada por la Junta Directiva mediante una convocatoria, que ha de contener como mínimo, el Orden del Día, el lugar, la fecha y la hora de la reunión.

4) La convocatoria se ha de comunicar quince días antes de la fecha de la reunión, individualmente y mediante un escrito dirigido al domicilio que conste en la relación actualizada de miembros socios que ha de tener la Asociación.

5) Las reuniones de la Asamblea General las preside la presidencia de la Asociación. En su ausencia será substituida por la vicepresidencia si la hubiera o en su defecto por la vocalía de más edad de la Junta Directiva. Actuará como secretaría quien ocupe el mismo cargo en la Junta Directiva.

6) La secretaría redacta el Acta de cada reunión, que ha de firmar ella misma y la presidencia, con un extracto de las deliberaciones, el texto de los acuerdos adoptados, el resultado numérico de las votaciones y la lista de las personas asistentes.

Al principio de cada reunión de la Asamblea General se lee el Acta de la sesión anterior para que pueda ser aprobada o enmendada.

            Artículo 23. Constitución

1) La Asamblea General se constituye válidamente sea cual sea el número de miembros socios presentes.

2) Un mínimo no inferior al 10% de los miembros socios puede solicitar a la Junta Directiva la inclusión en el Orden del Día de uno o más asuntos a tratar y, si ya se ha convocado la Asamblea, siempre que lo hagan dentro del primer tercio del periodo comprendido entre la recepción de la convocatoria y la fecha de la reunión de aquella. La solicitud también podrá hacerse directamente a la Asamblea, que decide lo que considere conveniente, pero únicamente puede adoptar acuerdos respecto a los puntos no incluidos en el Orden del Día comunicado en la convocatoria, si así lo decide una mayoría de las tres cuartas partes de las personas presentes.

            Artículo 24. Votaciones

1) En las reuniones de la Asamblea General, corresponde un voto a cada miembro autorizado para ello presente. En ningún caso se delegará el voto en otro miembro.

2) Los acuerdos se toman por mayoría simple de votos de los miembros con derecho a voto.

3) Para adoptar acuerdos sobre la separación de los miembros, la modificación de los estatutos, el cese de algún miembro de la Junta Directiva, la disolución de la asociación o la constitución de una Federación con asociaciones similares, será necesario un número de votos equivalente a las dos terceras partes de los miembros activos asistentes. En cualquier caso, la elección de la Junta Directiva, si se presentan diversas candidaturas, se realizará por acuerdo de la mayoría simple de los miembros activos presentes.

4) Las candidaturas que se presenten formalmente tienen derecho a una copia de la lista de miembros socios y de sus domicilios certificada por la secretaría con el visto bueno de la presidencia.

5) En caso de empate en una votación de las Asambleas Generales, los votos de los miembros presentes de la Junta Directiva serán de calidad.

CAPÍTULO V. LAS COMISIONES DE TRABAJO

            Artículo25.

            La creación y constitución de cualquier Comisión de Trabajo, la han de plantear los miembros de la Asociación que quieran formarlas, poniéndolo en conocimiento de la Junta Directiva y explicando las actividades que se proponen llevar a cabo.

 La Junta Directiva se ha de preocupar de analizar las diferentes Comisiones de Trabajo, los encargados de las cuales deben presentar con la periodicidad acordada en cada caso un informe detallado de sus actuaciones. Pueden ser miembros de una Comisión de Trabajo todos los miembros socios que así lo soliciten.

CAPÍTULO VI. EL RÉGIMEN ECONÓMICO

            Artículo 26.

            La “Asociación Cultural Soto Zen de Utrera” no tiene patrimonio fundacional, salvo los utensilios para las ceremonias, (Mokugyo, campana, zafus, altar, estatuillas…) previamente adquiridos con la aportación de todos, que se definirán detalladamente en su momento.

            Artículo 27. Régimen económico y patrimonial. Ingresos.

            La asociación para el desarrollo de sus fines y la realización de sus actividades dispondrá de los siguientes recursos económicos:

1)        Las cuotas periódicas o extraordinarias aportadas por los miembros socios.

2)        Las subvenciones oficiales o particulares, siempre y cuando su aceptación no comprometa la independencia de la Asociación o la consecución de sus fines.

3)        Las donaciones, herencias o legados.

4)        Las rentas del propio patrimonio o bien de otros ingresos que puedan obtenerse.

5)        Las rentas derivadas de las actividades económicas que se habrán de invertir en la consecución de fines de interés general.

            Artículo 28.

            El ejercicio económico coincide con el año natural y quedará cerrado a 31 de diciembre.

            Artículo 29.

            En las cuentas corrientes o libretas de ahorro abiertas podrán figurar las firmas de la Presidencia, la Secretaría y la Tesorería y las condiciones de disponibilidad serán las acordadas por la Junta Directiva en cada momento.

CAPÍTULO VII. RÉGIMEN DISCIPLINARIO

            Artículo 30.

            La Junta Directiva, en reunión extraordinaria con la Asamblea General de Socios, puede sancionar las infracciones cometidas por los miembros socios que incumplen sus obligaciones independientemente del estatus que ostenten dentro de la asociación.

Estas infracciones se pueden calificar de leves, graves y muy graves y las sanciones correspondientes pueden ir desde una amonestación hasta la expulsión de la Asociación, según lo que establezca el Reglamento de Régimen Interno.

            El procedimiento sancionador se inicia de oficio o bien como consecuencia de una denuncia o comunicación. La Asamblea de Fundadores tramita el expediente sancionador y propone la resolución, con audiencia previa del presunto infractor, a la Asamblea General, quien deberá aprobarla con los votos de dos tercios de los miembros presentes.

            Los socios sancionados que no estén de acuerdo con las resoluciones adoptadas pueden solicitar su revisión a la Asamblea General, que las confirmará o bien acordará las resoluciones de sobreseimiento oportunas.

            Infracciones leves: Actitudes de críticas injustificadas o falta de respeto hacia los demás en momentos puntuales, así como uso irresponsable del material y los recursos de la asociación

            Infracciones graves: Reiteración consciente de las actitudes descritas en el punto anterior, así como el  mal uso de la palabra o la acción para causar daño alguno a las personas, tanto de la asociación como fuera de ella, mostrando desinterés por la enmienda personal para el bien propio y de los demás.

            Infracciones muy graves: Actitudes decididamente contrarias a los valores éticos y sociales que promueven nuestra asociación basados en el respeto a cualquier forma de vida y a la diversidad de expresión de esta. Uso malintencionado del nombre de la asociación y de los valores de la tradición que representa. Actitudes delictivas en el seno de la asociación o fuera de ella.

            Dado el caso de alguna de estas infracciones, se podrán convocar si procede, una reunión extraordinaria que se podrán denominar “círculo de conciencia”, donde se podrá debatir de forma tranquila y en un entorno de respeto mutuo la forma de enmendar estas infracciones para el bien propio y de los demás.

CAPÍTULO VIII. DISOLUCIÓN

            Artículo 31.

La Asociación puede disolverse tras propuesta de la Asamblea General de Socios y si así lo acuerdan las 2/3 partes de los miembros socios activos asistentes a la Asamblea General convocada con carácter extraordinario expresamente para ese fin.

La Junta Directiva nombrará una comisión para la liquidación de los bienes de la asociación, y los bienes resultantes de dicha liquidación deberán ser destinados a fines de interés cultural, de carácter altruista o benéfico, sin desvirtuar el carácter no lucrativo de la asociación.

            Artículo 32.

1) Una vez acordada la disolución, la Asamblea General ha de tomar las medidas oportunas por lo que respecta al destino de los bienes y derechos de la Asociación, como a la finalidad, la extinción y la liquidación de cualquier operación pendiente.

2) La Asamblea está facultada para elegir una comisión liquidadora siempre que lo considere necesario.

3) Las funciones de liquidación y ejecución de los acuerdos a que hacen referencia los apartados anteriores de este mismo artículo son competencia de la Junta Directiva si la Asamblea General no confiere esta misión a una comisión liquidadora especialmente designada.

CAPÍTULO IX. REFORMA DE LOS ESTATUTOS

            Articulo 33. Reforma de los estatutos

            Las modificaciones de los presentes estatutos será de competencia de la Asamblea General Extraordinaria convocada para tal fin, adoptándose el acuerdo por los 2/3 de los miembros asistentes con derecho a voto. Las modificaciones que se realicen se comunicarán al Registro correspondiente.

CAPÍTULO X. DISPOSICIONES FINALES

            Articulo 34.

La interpretación de todo lo que se ha articulado, los puntos y/o los matices que pueda ocasionar el contenido de estos Estatutos, quedan, en última instancia, en la exclusiva competencia de la Asamblea.

Articulo 35.

Los presentes Estatutos aprobados el día 26 de julio de 2013, de cuyo contenido dan testimonio y rubrican al margen de cada una de las hojas que lo integran, las personas siguientes

El presidente                                                        La secretaria

José Luis Villalonga Morilla                               Rosana Gálvez González

D.N.I. 48879721-Y                                                 D.N.I. 79192753-G


Si necesitas más información o estás interesada o interesado en acudir a conocer la práctica de la meditación Zen puedes contactar con el responsable del dojo, te informará gustosamente:

Suscribirse a nuestro newsletter

Únase a nuestra lista de suscriptores para recibir artículos, noticias y eventos relacionados con el dojo.

Estupendo, te has suscrito correctamente